En base a diagnóstico, se intervendrán árboles con muérdago en el Parque San Rafael

14 Noviembre 2017

El diagnóstico determinó que existen mil 691 árboles en el Parque, de los cuales más del 30% de ellos tiene distintas afectaciones de muérdago
 

El arbolado del Parque San Rafael fue objeto de un diagnóstico con el software i-Tree Ecosystem Analysis, que utiliza el Servicio Forestal de los Estados Unidos, el cual arrojó resultados muy interesantes para dar mantenimiento y realizar una intervención que mantenga los árboles en buen estado y que a la larga su salud mejore, informó Juan Luis Sube, director de Medio Ambiente de Guadalajara.
 
El resultado de este diagnóstico es que el 80 por ciento de los mil 691 árboles que tiene el parque están en buen estado, un 10 por ciento en regulares condiciones y un 10 por ciento en mal estado. Se detectaron mil 631 árboles vivos (96 por ciento) y 60 muertos o tocones (cuatro por ciento).
 
La Dirección de Medio Ambiente del municipio informó que el trabajo de limpieza del muérdago se llevará a cabo esta semana, y se darán informes sobre los avances y el resultado final de estas acciones. En días anteriores comenzó un proceso de socialización de colonias aledañas y usuarios del parque para hablarles de los beneficios de este trabajo. La socialización continuará los próximos días. 
 
De acuerdo con el diagnóstico, se logró la identificación de 38 especies diferentes, siendo las de mayor frecuencia la casuarina, jacaranda, fresno, eucalipto, paraíso y ficus. Se encontró que más del 30%de los árboles del parque hay afectación por el muérdago, por lo que se tiene que actuar para evitar que el porcentaje de árboles en buen estado no se revierta.
 
“Los vecinos de la zona y la ciudad deben tener la certeza de que se hizo una valoración adecuada, un estudio bastante laborioso, con el objetivo de mantener el parque en óptimas condiciones y siga prestando sus servicios ambientales, y que ese valor incluso aumente, que no se pierda; si se deja así puede ir decayendo”, dijo  Juan Luis Sube.
 
Algunas de las cifras que dio este diagnóstico con el programa elaborado por el Servicio Forestal de los Estados Unidos es que el parque ofrece los siguientes servicios ambientales:

  • Remoción de contaminantes: 500 kilogramos al año
  • El parque almacena 380 toneladas de carbono
  • Produce 57 toneladas de oxígeno al año
  • Cobertura del arbolado del Parque San Rafael  7.4 hectáreas


Qué es el muérdago

El Muérdago es el nombre común mediante el cual se designa a las plantas hemiparásticas y semiparásitas que infestan los árboles y arbustos para obtener de ellos agua y sales minerales, ya que son incapaces de absorberlas directamente del suelo. El muérdago toma los recursos que requiere del árbol que parasita.
 
A pesar de que cada género posee características específicas, puede hablarse en general de que el muérdago tiene una forma extraordinaria de invadir el sistema vascular de su hospedero. Las semillas son diseminadas, principalmente, por las aves. Una vez que la semilla se adhiere a la rama, gracias a una sustancia viscosa llamada viscina que la hace pegajosa, produce una estructura de penetración llamadas haustorias. Estas raíces modificadas desarrollan células tanto de penetración como de fijación a la rama. Van creciendo a través de los tejidos primarias y secundarias del hospedero, separando la corteza externa hasta llegar al xilema (tejido vegetal que conduce la savia y sostienen la planta), del que absorben aproximadamente el 90% de los recursos que requieren.
 
Por otro lado el muérdago ya establecido mantiene sus estomas ampliamente abiertos, por lo que tiene un potencial de agua más negativo que el del árbol. Así es capaz de succionar grandes cantidades de agua de árbol, en ocasiones más del doble de volumen de la que es requerida. Con el tiempo el muérdago gana área y de follaje a costa del árbol. En resumen el muérdago conduce al árbol a la muerte, y no necesariamente en un plazo muy largo. Algunos de los síntomas visibles de infestación evidente: muerte descendente de las ramas, reducción de crecimiento, aumento del estrés y de la tensión mecánica, reducción de la floración y fructificación. Reducción, declinación, y muerte del árbol son el punto final de la infestación masiva.
 
Las siguientes especies son más susceptibles a la infección del muérdago en las áreas urbanas de la ciudad de Guadalajara: Pirul, Jacaranda, Casuarina, Eucalipto, Fresino, Trueno, Capulín, Durazno y Cítricos.
 
Control de muérdago

Las podas de saneamiento son la mejor opción hasta el momento para la intervención contra un árbol infectado con muérdago, pues elimina el problema desde la raíz, la hacer la poda de las ramas que están infectadas, con equipo específico para realizar este trabajo y la supervisión de un arborista certificado se obtienen dos beneficios, se realiza una poda certificada y planeada del árbol afectado y se retira la amenaza del muérdago de él.