Reconoce la especialista de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), el avance para proteger a las mujeres por parte del gobierno municipal

13 Febrero 2018

 

 

Durante la sesión ordinaria del Consejo Municipal para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (COMPASEVIM), encabezado por la Regidora María Guadalupe Morfín Otero, presidenta de la Comisión Edilicia de Derechos Humanos e Igualdad de Género, y con la presencia del presidente municipal, Enrique Ibarra Pedroza, se presentó y aprobó la Estrategia Municipal para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres.

El principal objetivo es impulsar acciones coordinadas que eviten prácticas de violencia contra las mujeres y las niñas, brindar servicios de atención a quienes han sido violentadas para restituir sus derechos, sancionar a las personas e instituciones que generen violencia contra ellas y contribuir a eliminar la discriminación y la desigualdad de género, así como promover su empoderamiento, con miras a erradicar todos los tipos y modalidades de violencia contra las mujeres.

Ante los integrantes del COMPASEVIM y de Bárbara Pérez-Martínez, encargada de portafolio de derechos humanos de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y Laura Zambrano, directora de la consultora Enfoque DH, el primer edil comentó que Guadalajara es el primer municipio en el que se trabaja con el propósito de cooperar y coordinar esfuerzos para poner en marcha acciones en materia de diseños de políticas públicas para garantizar a las mujeres una vida libre de violencias.

Tras señalar que la violencia contra las mujeres es grave y se debe de enfrentar, mediante la prevención, a través de la educación, y la atención y seguimiento a las víctimas, el alcalde agregó que el cumplimiento de los derechos humanos es un objetivo prioritario del gobierno municipal, “por eso, desde principios del año pasado, Enrique Alfaro, presidente con licencia de nuestra ciudad, firmó un memorándum de entendimiento con la agencia USAID. Como gobierno entendemos que nos corresponde establecer las condiciones para que las mujeres que han sido violentadas se sientan seguras al acercarse a las dependencias municipales”.

Por su parte, la regidora Guadalupe Morfín indicó que no obstante el intenso trabajo coordinado que se realiza, no se ha podido erradicar el clima de violencia que las mujeres viven en el Estado lo cual: “nos reafirma que debemos consolidar una política pública preventiva -no reactiva- frente a la situación de violencia, arropar con diligencia a las mujeres víctimas de violencia y poner en mano de todas, letradas y no letradas, con o sin acceso a tecnologías de la información,  el conocimiento de que tienen derechos y sobre todo lugares a donde pueden acudir; es decir, hacerles saber que no están solas y que sin duda estamos comprometidos como gobierno a otorgarles la mayor protección”.

“La estrategia que busca prevenir, atender y erradicar la violencia, que hoy presentamos, y que con voluntad de todas y todos aprobaremos, es el resultado del trabajo coordinado de meses y es derivado de la confianza en que Guadalajara es un municipio comprometido con impulsar la agenda de derechos humanos.” añadió.

“Esta estrategia, realista, aterrizada y cumplible  a un año, nos aporta un piso mínimo de acciones que de manera coordinada debemos realizar desde las distintas áreas estratégicas del municipio. Además, es muy valioso reconocer que la estrategia se construyó con una visión externa que, mediante diálogo y procesos participativos, prioriza las acciones que en un corto plazo deben ser realizadas”.

Finalmente la edil dijo que falta aún mucho por hacer, “pero, reitero nuestro compromiso de que seguiremos trabajando en nuestro campo de acción, como lo hemos venido haciendo hasta ahora, para que las mujeres podamos gozar de manera plena de todas las libertades y derechos humanos que nos reconoce la Constitución, para podernos seguir desarrollando en plenitud, ocupando las calles y las plazas, los espacios, los puestos laborales y de responsabilidad pública; para transitar en paz y con seguridad por ellos”.

Bárbara Pérez-Martínez, especialista de USAID, señaló que es grato presenciar el liderazgo que tiene Guadalajara en la identificación y atención de los factores que generan violencia en contra de las mujeres.

“Esta ha sido una experiencia innovadora en la cual se ha logrado incorporar la perspectiva de género en las políticas públicas, así como diseñar y fortalecer los mecanismos dedicados a hacer efectiva la vigencia de los derechos para las mujeres.  En mayo del año pasado se firmó el convenio de colaboración y en menos de un año hemos visto muchos avances que no son fáciles de alcanzar y por lo que queremos felicitarles. El municipio cuenta ahora con mejores herramientas para enfrentar la violencia contra las mujeres, así como para hacer seguimiento a su cumplimiento y hacer los ajustes necesarios para garantizar el objetivo que es que las mujeres de Guadalajara vivan una vida libre de violencia”.

Objetivos de la propuesta

Objetivo: impulsar acciones coordinadas que eviten prácticas de violencia contra las mujeres y las niñas, brindar servicios de atención a quienes han sido violentadas para restituir sus derechos, sancionar a las personas e instituciones que generen violencia contra ellas y contribuir a eliminar la discriminación y la desigualdad de género, así como promover su empoderamiento, con miras a erradicar todos los tipos y modalidades de violencia contra las mujeres.

Objetivo 1. Prevención
Impulsar acciones para evitar la comisión de prácticas y violencias contra las mujeres y las niñas en Guadalajara, tanto en el ámbito público como en el privado, al mejorar las condiciones de seguridad y capacitar a servidoras y servidores públicos.

Objetivo 2. Atención
Brindar servicios de asesoría y atención que permitan restituir los derechos de las mujeres y las niñas de Guadalajara que han sido víctimas de cualquier tipo o modalidad de violencia.

Objetivo 3. Sanción
Sancionar a personas, servidoras y servidores públicos que generen violencia y contribuir a eliminar la discriminación y la desigualdad.

Objetivo 4. Erradicación
Desplegar acciones para eliminar la discriminación hacia las mujeres y la desigualdad de género, y promover su empoderamiento, con miras a erradicar todos los tipos y modalidades de violencia contra ellas.