Tianguis de Guadalajara operan a una capacidad reducida para prevenir contagios

22 Marzo 2020

-El de Santa Tere no se instaló.
 

Los tianguis que se instalan en Guadalajara operaron este domingo a una menor capacidad, con el propósito de evitar conglomeraciones y reducir la posibilidad de contagios de coronavirus.
 
Comerciantes del tianguis de Santa Tere optaron por no instalarse, mientras que el de El Baratillo, uno de los tianguis más grandes de México, operó a un 35 por ciento de su capacidad.
 
Por otro lado, en el tianguis de Polanco sólo se instaló el 50 por ciento de los comerciantes, cifra similar a la registrada en otros como el de Huentitán, Cadiz, Cantera, Herrera y Cairo y el de Tetlán. En todos ellos se percibió una baja afluencia de compradores.
 
Es importante señalar que personal tapatío acude a estos tianguis para difundir medidas prevención, como priorizar la instalación de comerciantes de alimentos no procesados y de productos de primera necesidad; realizar una distribución física con suficiente espacio entre puesto y puesto, así como trabajar con cubrebocas, contar con gel antibacterial y cuidando especialmente la higiene de los productos alimenticios.
 
Asimismo, se recuerda a los comerciantes que es importante permanecer al tanto de los programas de apoyo que pronto entrarán en operación por parte de los gobiernos de Jalisco y de Guadalajara, con el propósito de respaldar económicamente a quienes resultan afectados por las restricciones derivadas de la presencia del COVID-19.
 
Al respecto, el Presidente municipal de Guadalajara, Ismael Del Toro Castro, reconoció el sentido de responsabilidad de los comerciantes de estos tianguis, incluidos los del Cultural que también suspendieron actividades, al tiempo que afirmó que “trabajando juntos, sociedad y gobierno, vamos a poder hacer frente a esta epidemia del coronavirus; estoy seguro de que todos juntos, como sociedad tapatía vamos a salir adelante”.