Estamos recuperando el esplendor de La Minerva

13 Septiembre 2016

Restaurar La Minerva no sólo es un asunto estético, es darle el valor histórico y emocional que tiene para todo el estado de Jalisco. Desde que fuimos informados de las fallas en el monumento, tuvimos la seguridad de que no seríamos omisos en su cuidado.

Es una realidad el abandono en el que ha estado por años un monumento tan importante para la identidad de la ciudad, y aunque en administraciones pasadas se habían hecho inversiones multimillonarias en lo que tiene que ver con el relumbrón de la Glorieta, su iluminación y Los Arcos, nunca intervinieron la escultura de La Minerva.

Aunque parezca increíble, ni siquiera existían antecedentes documentales sobre su construcción, por lo que no sabíamos cómo estaba basada ni en cuántas partes se construyó. Hoy, gracias a un equipo interdisciplinario encabezado por Karla Jauregui, tenemos toda la información técnica con la más alta tecnología para trabajar con precisión.

Como lo teníamos contemplado, el primer diagnóstico respecto a la gravedad en que se encuentra La Minerva, fue emitido empezando agosto, y en resumen, puedo darle dos noticias a los tapatíos: la mala, es que los resultados del estado del interior del monumento son más graves de lo que esperábamos; la buena, es que la base del monumento no está dañada.

El dictamen del diagnóstico nos arrojó datos impresionantes: en su construcción se soldaron las bases de las piernas y hasta el nivel de las rodillas, se rellenó el interior con concreto, el resto de la escultura está hueco, sin estructura interna salvo unas varillas. El espesor en promedio de la escultura es de 6 milímetros, lo que la hace extremadamente frágil, y sería sumamente riesgoso moverla: si aplicamos presión en La Minerva, podemos ocasionar que se quiebre.

Estar expuesta a la intemperie, humedad y las vibraciones que producen el paso de carros alrededor y debajo de la glorieta son algunas de las causas del deterioro, aunado al mantenimiento inadecuado que se realizó por muchos años. En el interior de la escultura se encontraron fallas en soldaduras y algunas áreas se resanaron con diversos materiales, como impermeabilizante para azoteas; inclusive, el escudo está dañado por un impacto de bala.

Ante este panorama, pondremos manos a la obra y se acelerará el paso para que este mismo año quede completamente restaurada con las siguientes acciones: eliminación de la base de concreto armado, diseño de un nuevo sistema de sujeción, corrección de soldaduras, soldadura de grietas, eliminación de recubrimientos, inhibición de productos de corrosión y aplicación de acabado superficial protector.

Un gobierno que desea regresarle la identidad a Guadalajara, a la par debe preocuparse por mantener en óptimas condiciones aquellos monumentos que nos identifican como una de las ciudades más diversas.

En este momento nos encontramos a la espera del proyecto ejecutivo que será entregado en 15 días, en el cual incorporaremos la opinión de la Secretaría de Cultura. Hoy quiero decirles a los tapatíos que ya sabemos qué tiene La Minerva y cómo le vamos a hacer para regresarle el esplendor a nuestra escultura. Aún no podemos establecer costos hasta que esté listo el proyecto ejecutivo, pero no permitiremos que siga en el abandono. Si quieres saber más sobre los procesos y conocer al equipo restaurador, te invito a seguir esta liga: http://portal.guadalajara.gob.mx/minerva/