Una pluma que “Escapa” del olvido artístico

7 Agosto 2017

Durante buena parte del siglo XX, Guadalajara se caracterizó por ser una ciudad donde artistas nacionales y extranjeros utilizaron sus espacios públicos para hacer obras de trascendencia. Es así que esculturas como “La Tragedia y la Comedia”, de Oliver Seguin, o “El Pájaro de Fuego”, de Mathias Goeritz, y tiempo después “La Estampida”, de Jorge de la Peña, y “La Sala de los Magos”, de Alejandro Colunga comenzaron a darle una identidad cultural a nuestra ciudad, “La Perla de Occidente”.

Desafortunadamente, esta tradición quedó en el abandono. Sin embargo, en agosto del año pasado, anunciamos el programa Arte Público de Guadalajara, que tiene el propósito ser una plataforma para que artistas radicados en la ciudad le hagan un homenaje a nuestra ciudad, con el fin de tener una galería de Arte Urbano de primer mundo y dejar un legado cultural que haga que nuestros hijos se sientan orgullosos de vivir en su ciudad,  con el fin de dignificar lo público, cultivando el arte en cada rincón de Guadalajara, nuestro hogar compartido.

A menos de un año anunciar este programa, nos enorgullece entregar la primera obra, “El Bolígrafo” o “La Pluma”, del artista Pedro Escapa.

En el cruce de las avenidas Américas y Pablo Neruda, esta escultura representa el patinaje y la literatura, dos temáticas esenciales en la formación artística del autor; a manera de sujetador, la pieza tiene una cuchilla de patinaje artístico, disciplina en donde se conjugan la danza y la música. A su vez, el bolígrafo o la pluma es el arma fundamental de la verdad.

El mensaje principal es rendir homenaje a los periodistas y escritores que han fallecido en el cumplimiento de su oficio, tanto en México como en todo el mundo, porque, como dijo Escapa durante la develación: “el hacha no puede borrar lo que la pluma escribe”.

El principal atractivo de esta pieza, realizada con acero corten y cemento aligerado, pigmentado en blanco (colores que representan las dos principales culturas que conforman la raza mexicana), es que desde su interior se proyecta una luz tenue color rojo, la cual brilla durante la noche.

Pedro Escapa nació en Barcelona en 1966. Desde 1982 es residente en nuestro país y en 2006 se naturalizó mexicano. Su obra consta de temas contemporáneos relacionados con los procesos de alteración, reciclaje, apropiación y descontextualización.

Como mencionó el Presidente Municipal de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez, durante la inauguración de la escultura, “que las nuevas generaciones aprecien el arte público, es una de las claves centrales para la transformación social”.

En el Gobierno de Guadalajara seguiremos trabajando para mantener preservar y aumentar el legado cultural de nuestra ciudad, y creemos que obras como esta pluma de Escapa darán contenido e identidad a nuestra ciudad, volviéndola una galería de Arte Público que sea un referente nacional.

 

Noticias relacionadas

20 Septiembre 2018

SUCEDE 2018, regresa el festival de la ciudad

El festival SUCEDE, la fiesta de todos los tapatíos, regresa para su tercera ediciónDel 20 de octubre al 17 de noviembre el art

28 Agosto 2018

Aniversario de la Vía RecreActiva. 14 años llenos de diversión en #GDL

Bajo el lema “14 Años de Libertad”, la Vía RecreActiva de Guadalajara festeja poco más de 700 domingos de actividades deportivas, culturales, y de vialidades libres de auto

21 Agosto 2018

¡Vive el Mariachi, vive Chapu!

El mariachi es miel para los oídos de los tapatíos y comenzamos con el pie derecho las actividades del Encuentro Internacional de Mariachi y la Charrería este domingo 26